Cómo conseguir que los niños sean compresivos


Existen algunas ideas que pueden ayudar a los padres y educadores para conseguir que los niños sean comprensivos:


1- Los niños han de comprender que las personas son diferentes y hay que aceptarlas con sus virtudes y defectos. Han de entender que a las personas no podemos cambiarlas y que hay diferentes razas, religiones o maneras de pensar y actuar.

2- Es conveniente enseñar a los niños a escuchar a los demás. De esta manera, dejarán que otros expliquen sus razones o argumentos para hacer algo de una determinada manera. Así evitaremos que actúen precipitadamente con ira, enfado, desesperación o tristeza.

3- Enseñar al niño a ser comprensivo pasa porque entienda que antes de criticar algo ha de ponerse en la piel de la otra persona. Hazle pensar: ¿qué hubieras hecho en esa situación? Este ejercicio repetido en el tiempo hará que el niño adopte una posición comprensiva frente a otros.

4- El niño ha de saber que hay acciones fruto de un descuido y otras motivadas por una acción premeditada. Valorar esto antes de tomar una actitud intolerante o crítica frente a amigos ayudará a ser más comprensivo.

5- Una de las partes más activas de ser comprensivo ante alguien es intentar buscar una solución. Aportar un consejo a un amigo y ayudarle a encontrar una estrategia para su problema hará que el niño potencie el valor de la comprensión.

13 visualizaciones